Santa Cruz de la Sierra

El departamento de Santa Cruz, con una superficie de 370.621 kilómetros cuadrados, es el más extenso de los nueve departamentos que conforman la República de Bolivia. Está ubicado al Este del país, limita al Norte y Noreste con el departamento de Beni, al este con el Brasil, al sur con la República de Paraguay y el departamento de Chuquisaca y al Oeste con el departamento de Cochabamba.

Esa extensa región estaba habitada por pueblos aborígenes como el Chané, el Chiriguano, el Chiquitano, el Guarayo y otros grupos étnicos de origen arawak o guaraní, nómadas algunos y sedentarios otros.

El primer español en recorrer el territorio fue Vizcaíno Domingo Martínez de Irala, en 1548–1549. En 1558 llegó a estas tierras Ñuflo de Chávez, quien procedió a la fundación de Santa Cruz de la Sierra el 26 de febrero de 1561 y le puso el nombre como un homenaje a su villa natal del mismo nombre en la Extremadura española. Pero en los años siguientes, la ciudad tuvo una vida azarosa y cambió varias veces de ubicación y de nombre, ya que fue bautizada como San Lorenzo el Real y San Lorenzo de la Frontera, hasta que finalmente, hacia 1621, se estableció en el lugar que hoy ocupa, en las inmediaciones del río Piraí, imponiéndose finalmente el nombre de Santa Cruz de la Sierra.

La ciudad

Santa Cruz de la Sierra está diseñada en circunvalaciones, aspecto que la convierte en la ciudad de los anillos, La parte antigua conocida como “centro” o “casco viejo”, está dentro del primer anillo donde se desarrolla parte del movimiento comercial.

Es una ciudad que fue diseñada inicialmente hasta el cuarto anillo, pero debido a la inmigración de la gente del campo, de otras ciudades del país y a un boom de un nuevo estilo de vida lejos del ruido urbano, se ha expandido hasta el octavo anillo.

Su gente

Junto a La Paz y Cochabamba, Santa Cruz es una de las ciudades más importantes del país, por ser la capital económica de Bolivia y la segunda en población. Gente de las otras ciudades y otras nacionalidades como japoneses, alemanes, árabes, yugoslavos han inmigrado a ésta tierra seducidos por su encanto.

Su gente se caracteriza por ser jovial y amable. “Es ley del cruceño la hospitalidad” es la frase que llena de orgullo a sus pobladores. Santa Cruz también se distingue por sus mujeres atractivas, a menudo dignas representantes de Bolivia en los certámenes de belleza más importantes del mundo.

El espíritu alegre del “cruceño” (gentilicio para el oriundo de esta región) hace que Santa Cruz viva en una fiesta permanente.

Clima

A diferencia de otros países del mundo, en Santa Cruz están bien acentuados el verano y el invierno. El otoño y la primavera son estaciones de transición que no tienen mayor relevancia, sin embargo en esta época, el clima es más agradable que en invierno o verano cuando se registran temperaturas extremas con un alto nivel de humedad.

La época calurosa empieza en septiembre y continúa hasta Febrero, cuando la temperatura llega a los 30 o 35º C aproximadamente. A partir de marzo la temperatura desciende gradualmente hasta junio y julio, cuando llegan las corrientes frías polares de invierno, conocidas como “surazos”. En esta época la temperatura llega hasta los 10º C con un nivel de humedad del 70 al 90 por ciento.

La época de lluvias se registra de noviembre a marzo. En el departamento de Santa Cruz hay una precipitación media anual de 1.400 litros por metro cúbico.

——————————–
Fuente: www.bolivia.com