Sombra de EEUU tras diferencias en XIII Cumbre Iberoamericana

Por Manuel Robles Sosa, enviado especial

Santa Cruz, Bolivia, 12 Nov (PL) Las diferencias entre España y América Latina en la fase preliminar de la XIII Cumbre Iberoamericana, concluida hoy, coinciden con las afinidades del gobierno de Madrid con el de Washington.

Esas discrepancias tocan temas políticos y económicos en los que el régimen español subordina sus posiciones a las de Estados Unidos y que no marchan a tono con las inquietudes y aspiraciones latinoamericanas.

Así lo informaron a Prensa Latina delegados latinoamericanos participantes en la reunión de coordinadores nacionales que trabajó desde ayer en la concertación del proyecto de Declaración Final de los mandatarios.

Las diferencias, señalaron las fuentes, se subsanaron en temas referidos al respeto a principios como la no intervención y la soberanía nacional y la democratización del Consejo de Seguridad, entre otros puntos, que fueron resueltos en general en favor de la óptica latinoamericana.

La visión regional plantea una declaración presidencial explícita que reivindique esos principios y la española pretende referencias vagas u omisiones de estos.

Uno de los puntos más conflictivos fue el de los derechos de los refugiados en la lucha contra el terrorismo, que los latinoamericanos plantearon consignar en el documento que firmarán los mandatarios el sábado próximo en esta ciudad del oriente boliviano.

Madrid, por su parte, pretende omitir esa referencia con el argumento que se debe evitar que los países den refugio a personas acusadas de terrorismo, posición análoga a la de Washington.

En lo económico, la demanda latinoamericana de incluir una crítica a los subsidios que aplican Estados Unidos y los países europeos a sus productos -lo que atenta contra la competitividad de las exportaciones latinoamericanas- encontró igualmente la oposición española, secundada por Portugal.

La tónica de las contradicciones se prolonga a las diferencias, trascendidas a los pasillos, en torno al controvertido proyecto de creación de una Secretaría Permanente como paso de institucionalización del mecanismo de las cumbres.

La idea, alentada por España y apoyada por algunos gobiernos, como el boliviano, encuentra serias dudas en un buen número de delegaciones, tanto por su falta de precisión como por sus eventuales consecuencias jurídicas y políticas.

El propio canciller boliviano, Juan Ignacio Siles, en una reciente conferencia universitaria admitió que el interés de España y Portugal en la secretaría permanente se debe a que buscan mayor influencia política internacional.

Según Siles, España y Portugal por sí solos no tienen peso, por lo que necesitan del apoyo de los países latinoamericanos.

Otros diplomáticos latinoamericanos manifestaron que las preocupaciones en torno al proyecto tienen que ver también con la perspectiva de que España, que pretende la sede de la secretaría, hegemoniza el foro en función de su posición seguidista de las posiciones estadounidenses.

El tema de la secretaría permanente, sugerida por un grupo de trabajo encabezado por el ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso, no fue directamente tratado en la reunión de coordinadores nacionales.

El ex gobernante presentará su informe al respecto directamente a los presidentes, según informaron los organizadores de la Cumbre.

————————–
Fuente
: Prensa Latina