CONVOCATORIA A LA PRIMERA CUMBRE IBEROAMERICANA

Texto de la convocatoria a la I Reunión Cumbre Iberoamericana, enviada por el presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, a los Jefes de Estado y de Gobierno de los países de Iberoamérica, España y Portugal.

Tlatelolco, México, 11 de octubre, 1990.
Los países de Iberoamérica, España y Portugal, han atravesado una larga historia de encuentros y desencuentros que ha culminado en la cultura con rasgos comunes, que se reconoce en la lengua y en las tradiciones, en la presencia de lo europeo en América y de lo americano en el viejo mundo.

Esta historia común, sin embargo, no tiene contraparte en el marco de cooperación suficiente desarrollado que traduzca la fuerza de la comunidad cultural en una voluntad de colaboración más estrecha.

A fin de dialogar sobre los medios para alcanzar esta meta, me permito invitarlo a un encuentro de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, España y Portugal, en México, en junio de 1991.

La ocasión permitirá a los países de Iberoamérica y a sus interlocutores naturales en Europa dialogar sobre sus procesos respectivos de integración regional, sus desafíos en los noventa, y sobre la mayor manera de conjugar esfuerzos para alentar una cooperación más amplia y acrecentar intercambios que mantengan vivo y desarrollen, aún más, su acervo cultural común.

Desearíamos que éste fuera el primero de sucesivos encuentros anuales que den continuidad a la reflexión y al diálogo.

Hago esta invitación a nombre del Gobierno de México y después de haber hablado personalmente sobre ella con algunos de los Jefes de Estado y gobierno quienes han aceptado ya participar.

Esperando con el mayor interés su asistencia a este encuentro, le envío un cordial saludo.

Carlos Salinas de Gortari